Libre e Encarcelada

Comienza el día como ningún otro.
La noche todavía presente,
Pero se hace ser conocido el aliento del sol que viene.

Y es que el día es nuevo,
Pero los sentimientos procedentes.
Y es que el sol que da luz es el mismo que siega,
Por razón de su misma habilidad de iluminar con tanto vigor.

Libre, e encarcelada-
Libre, e encarcelada.

Comienzan las caricias como cualquier otras,
Pone sus manos sobre mi piel.
Apretones firmes,
Pero también temblorosos e inciertos.

Decadente es el sabor de su deseo,
Proliferándose hacia satisfacción con solo tocarme.
Se libera y me ata.

Libre, e encarcelada-
Libre, e encarcelada.

Ella es el todo.
Y yo,
También,
Parte de ella.

Advertisements